Menu

Blog

Síntomas y tratamiento contra las várices
21-09 2015
    Blog / Várices: ¿Qué son? Síntomas y tratamiento

Várices: ¿Qué son? Síntomas y tratamiento

Las várices son una afección circulatoria que atañe a las venas del cuerpo, con mayor frecuencia las de las piernas. Éstas pueden aparecer por distintas causas, aunque la más común de ellas es por el mal funcionamiento de las válvulas de las venas.

Al no circular la sangre de forma correcta, las venas se inflaman y retuercen, formando manchas de color morado o azul, que son visibles por debajo de la superficie de la piel y en distintas partes del cuerpo.

Las várices dan lugar a varios síntomas que pueden afectar a personas de manera distinta, entre los que destacan:

• Pesadez y cansancio en las piernas: Como consecuencia por estar mucho tiempo de pie, acumulando mucha sangre en las venas de las piernas.

• Dolor: Afecta principalmente a los tobillos y pantorrillas.

• Calambres: Surgen principalmente por las noches, afectando el sueño.

• Hormigueos: Aparecen cuando las piernas se mantienen en una misma postura por largos periodos de tiempo.

• Sensación de calor o escozor: Es recomendable no rascarse ya que en estas zonas la piel es muy sensible y propensa a lesiones e infecciones.

• Hinchazón: Se manifiesta al acumularse líquido en las piernas, con el paso del tiempo se torna constante y con peligro de ser permanente.

• Cambios de coloración en la piel: Debido a la acumulación de glóbulos rojos en las venas, la piel se deteriora, produciendo manchas e inflamación.

Tratamiento:

Es recomendable acudir a un médico especialista en medicina vascular para tener un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Si ya fuiste diagnosticada, te recomendamos tomar Venastat® Cápsulas, coadyuvante en la disminución de los síntomas relacionados con las várices como lo son: hinchazón, comezón, sensación de pesadez, calambres nocturnos, cambios en la coloración de la piel y ardor.

Adicional a ello, te sugerimos evitar permanecer de pie durante largo tiempo, intentar elevar las piernas cuando descansas o duermes y usar calcetines elásticos, pues estos comprimen las venas e impiden los estiramientos y las heridas en ellas.

Consulta a tu médico.