Menu

Blog

Menopausia y várices, una relación estrecha
21-09 2015
    Blog / Menopausia y várices, una relación estrecha

Menopausia y várices, una relación estrecha

Desde su nacimiento, una parte importante de la producción hormonal de la mujer se destina a preparar su cuerpo para la llegada del embarazo, proveyendo elasticidad a sus tejidos. Por lo mismo, cuando la producción de hormonas comienza a decaer, es porque la menopausia, también llamada climaterio ha llegado. Como consecuencia de su aparición, los tejidos del cuerpo -entre ellos las venas- comienzan a volverse frágiles.

Es en esa etapa de la vida, que la disminución en la cantidad de progesterona y estrógeno generan una serie de alteraciones en el ciclo menstrual de las mujeres, así como su funcionamiento vasomotor -las hormonas son las principales responsables de la dilatación venosa-. Ahora bien, estos cambios hormonales provocados por el envejecimiento también tienen lugar en el género masculino.

Por último y como se ha mencionado anteriormente, el surgimiento de várices también se relaciona a malos hábitos alimenticios y a una vida sedentaria. Si ya fuiste diagnosticada con várices por un médico especialista, te recomendamos Venastat® Cápsulas, coadyuvante en la disminución de los síntomas relacionados con las várices como lo son: hinchazón, comezón, tensión cutánea, calambres nocturnos, cambios en la coloración de la piel y ardor.

Consulta a tu médico.